Inspección y mantenimiento

Cómo revisar y cuidar los neumáticos para maquinaria de ingeniería civil.

Recomendaciones generales

Asegúrate de que el vehículo esté estacionado y asegurado antes de realizar cualquier inspección.

Los neumáticos deben ser inspeccionados regularmente para detectar cualquier desgaste inusual y daño potencial.

El par de rueda debe comprobarse de acuerdo con las recomendaciones del fabricante del vehículo.

Cualquier perforación, corte o distorsión visible de la banda de rodadura, flancos o la zona del reborde debe ser objeto de un examen minucioso del neumático por un profesional de los neumáticos. Esto también se aplica a cualquier daño en la llanta.

En cualquier circunstancia, no se debe volver a poner en funcionamiento un neumático que presente daños, como un talón deformado o un hilo de talón visible, separaciones entre componentes, cables visibles, daños causados por productos petrolíferos o partículas corrosivas, fisuras o abrasión de la goma interior como consecuencia de cualquier funcionamiento a presión insuficiente.

Cada vez que se inspeccione el vehículo, comprueba que el tapón de la válvula esté en buen estado. En caso de duda, reemplázalo.

Comprobar el desgaste

La comprobación del desgaste siempre debe realizarse en varios puntos del neumático.

Esta comprobación puede llevarse a cabo usando un indicador de profundidad de neumáticos o buscando
signos de desgaste de la banda de rodadura (cuando existe, aparece señalado en el flanco mediante un símbolo).

Si se ha alcanzado el límite legal o técnico, el neumático deberá desecharse y reemplazarse.

Es preciso consultar a un profesional de los neumáticos si hay un desgaste anormal o una diferencia de desgaste entre dos neumáticos del mismo eje.

ES Edito photo inspection tyre em Help and Advice

man checking a tire

ES Edito photo adtloader quarry Help and Advice

Yellow articulated dump truck in action

ES Edito photo mining 5 Help and Advice

Vida útil del producto

Los neumáticos están hechos de diferentes tipos de materiales y componentes a base de caucho, cuyas propiedades son esenciales para el buen funcionamiento del propio neumático. Estas propiedades evolucionan con el tiempo.

Para cada neumático, esta evolución depende de muchos factores, como el clima, las condiciones de almacenamiento (temperatura, humedad, posición, etc.) y las condiciones de uso (carga, velocidad, presión de inflado, daños en la carretera, etc.) a las que se somete el neumático durante su vida útil.

Estas condiciones de uso varían tanto que es imposible predecir la vida de un neumático con precisión. Por ello, además de las comprobaciones periódicas por parte del usuario, se recomienda que un profesional de los neumáticos compruebe regularmente los neumáticos para determinar si están en condiciones de seguir funcionando.

Michelin no puede ser considerada responsable de los daños que puedan producirse como resultado de un uso contrario a sus instrucciones.

You are using and outdated Web Browser..

You are using a browser that is not supported by this website. This means that some functionality may not work as intended. This may result in strange behaviors when browsing round.

Use or upgrade/install one of the following browsers to take full advantage of this website

Firefox 78+
Edge 18+
Chrome 72+
Safari 12+
Opera 71+